Economía y capitalEmprendimiento y negociosSociedad y cultura

MUJERES EMPODERADAS #1 : Maria Ariza, CEO de BIVA y mamá de dos hijas

A finales de noviembre, fuimos al 4Women Forum. Este evento reunió en la CDMX a decenas de mujeres exitosas y empoderadas, que compartieron su visión del desempeño profesional y personal. A través de ponencias muy fuertes, hablaron de sus logros, de las barreras que encontraron en camino, y de cómo las superaron. Salimos tan empoderadas de este evento que decidimos compartir esta inspiración con ustedes, la comunidad de Colaborativo. Así iniciamos nuestra serie de retratos de #MujeresEmpoderadas con Maria Ariza, CEO de BIVA y mamá de dos niñas.

Inicamos nuestra serie de retratos de #MujeresEmpoderadas con Maria Ariza, CEO de BIVA y mamá de dos niñas. ¡Descubre su recorrido!
Maria Ariza, directora de la segunda bolsa de valores en México

Acerca de BIVA 

La Bolsa Institucional de Valores (BIVA) es la segunda bolsa de valores en México. Comenzó operaciones el 25 de julio de 2018, terminando con un monopolio de 100 años de la Bolsa Mexicana de Valores en el mercado de valores. Está dirigida por Maria Ariza desde entonces. 

¡Hola Maria! Muchas gracias por compartir tu experiencia con la comunidad de Colaborativo. 

La historia de BIVA está muy vinculada a la tuya. ¿Nos puedes contar un poco más de este reto empresarial y personal? 

Maria Ariza: BIVA ha sido un parteaguas en mi vida. Tengo una mente emprendedora, me gusta mucho retarme y enfrentarme a cosas nuevas. Durante toda mi vida había estado tomando espacios y oportunidades en el ámbito profesional y específicamente financiero, pero me mantenía contenida de un riesgo y una visibilidad tan importante como la plataforma de BIVA. 

Todo mis trabajos anteriores a BIVA fueron una preparación muy buena porque así empecé a madurar como profesional. Empecé a ponerme en esos lugares y espacios en donde empiezas a ser visible, a tomar conferencias y ser un líder de opinión al nivel nacional, pero todavía estaba contenida. 

Sin embargo cuando se presentó la oportunidad de BIVA, es verdad que me dio miedo. Me sentía poco preparada, y con un riesgo muy grande. Sin embargo, como dijiste, BIVA y yo misma somos historias de emprendimiento, de innovación y de retos. Entonces, hacía mucho clic para mí poder seguir mi vida profesional con un reto tan grande en un emprendimiento tan importante. BIVA viene a romper paradigmos en México, acabando con un monopolio de 100 años. Viene a lograr y traer a nuevas empresas, a nuevos  inversionistas. Genera un dinamismo y mejora la profundidad de la economía, en relación al tamaño de la comunidad que somos. Entonces, creo que lo que pude ver en el pasado era la grandísima oportunidad de empresas que veía afuera que estaban desatendidas. Existen en México muchos talentos entre los emprendedores y emprendedoras, y que pues no estábamos sabiendo capitalizar para el mercado. 

Entonces, me siento muy contenta y cómoda con el reto, y después de un año y medio creo que he logrado por fin tener un espacio personal. Me costó mucho trabajo llegar aquí, y todavía tengo muchísimas áreas de oportunidad y tengo que consolidar a mi persona frente al grupo bursátil. Pero creo que lo que he logrado en un año y medio es muy importante al nivel personal. Fue romper muchísimos esquemas, lealtades, formas de hacer negocio y generar un espacio tanto para una nueva empresa como para una mujer en el mundo bursátil. ¡Entonces me siento muy contenta con lo que se ha logrado, sé que vienen muchos retos por delante y estoy lista y motivada !

Durante tu ponencia nos enseñaste varias fotos, donde siempre eres la única mujer. ¿Crees que ser mujer te agregó una capa más de retos en este recorrido? 

Maria Ariza: Si, al 100% ! Para mi ser una mujer es una enorme responsabilidad. Creo que el puro hecho de liderar una bolsa de valores en México ya era una complejidad bien grande. Había que navegar contra un monopolio fuertísimo en todos los sentidos : financiero, económico, político… en un cambio de gobierno y de coyuntura nacional e internacional complicadísimo, y frente a una desaceleración económica que presenta aún más retos para las empresas. 

Pero además pues el ser mujer presenta sus propios retos ¡porque nosotras nos tenemos que dividir! Tenemos que organizarnos para cumplir las dos chambas que tenemos ¡y esa es mi historia! Mi historia es que yo no soy una mujer que se dedica a trabajar solamente : soy esposa, soy madre, soy hermana, tengo empresas, soy consejera de otras empresas… O sea yo tengo mi propia vida andando. Mi prioridad son mis hijas y su crecimiento, y mi familia. Y tengo que llevar toda esta carga conmigo al trabajo todos los días. Entonces si ya es complicado tener un solo trabajo ¡aquí tenemos dos completos! Entonces creo que sí, definitivamente, ser mujer es complicado. Tienes que ser muy estructurada, muy cuidadosa con tus tiempos, con la forma en que te distribuyes, muy eficiente en tus tomas de decisiones… 

Hay que manejar un liderazgo que si bien por ser mujer es distinto, tienes que empatar con los hombres con los cuales trabajas. Tienes que hacerte escuchar, plantarte y decir que pues eres la única mujer de este lugar, pero que te van a escuchar, y van a cumplir este trabajo juntos. Contando con los hijos, la tarea, el esposo, y todas las complicaciones posibles… Si mi hija se pone mal, los tengo que dejar en la junta y me tengo que ir. O sea toda esta combinación de factores no es sencilla. ¡Y no estamos acostumbrados en México! 

Hace poco que me invitaron a dar una conferencia, y una hora antes de presentarme, mi hija se puso mal. Hablé para decir que mandaba a alguien más porque no me podía salir, y no aceptaron a la persona que mandé y quitaron mi lugar! Ni me disculparon frente al público, y así quede pésima, como si no hubiera ido. Todos los que estaban allí eran hombres y no tenían porque entenderme… Pero si me invitas ¡pues tienes que tener apertura de entender que mi vida no es solo estar enfrente a un escenario o en una bolsa! Mi vida también son mis hijas y mi familia que son mi prioridad, y tengo que llevar las dos cosas. 

¿Cuáles serían tus recomendaciones para mujeres asustadas por este doble reto que se sienten obligadas de sacrificar su vida personal o profesional? 

Maria Ariza: Claro que está difícil, pero ¿quién dijo que es imposible? O sea un emprendedor también la tiene difícil. Separemos un poco eso. Por supuesto que emprender un negocio es complicado, sobre todo como mujer. ¡Pero se puede, hay que tomar el riesgo! Hay que tener valor para respirarlo, absorber el miedo y decir “lo voy a intentar porque me preparé, porque estoy lista, porque medí mis riesgos y lo voy a hacer”. Lo peor que nos puede pasar como mujeres es que el miedo nos consuma y nos echemos por atrás. Eso es lo que sucede con muchas de nosotras. La angustia nos gana, nos abruma y creemos que no vamos a hacerlo bien y entonces decidimos que no. Por eso, mi recomendación es : confía que estás preparada, porque si no lo estuvieras, pues no te hubieran invitado. ¡Confía en ti, plántate, respira, absorba el miedo y órale ! 

Etiquetas
Ver más

Juliette Dixmier

Community leader

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar