Energía y ecologíaIndustria y transformación

Es hallado un antiguo fragmento de ‘La Odisea’ en Grecia

Fue hallada una placa con 13 versos grabados de una rapsodia de La Odisea, que podría ser una de las inscripciones más antiguas del poema de Homero.

 

odisea
Detalle de la placa hallada en Olimpia de la Odisea. FOTO: Ministerio griego de Cultura

Fue hallada una placa con 13 versos grabados de una rapsodia de La Odisea —que podría ser una de las inscripciones más antiguas del poema de Homero—, fue descubierto en Olimpia, cerca del Peloponeso. Según las primeras estimaciones de los arqueólogos, la tableta, en arcilla, sería del siglo III d.C. durante la época romana, informó el ministerio griego de Cultura.

“Si esta datación se confirma, la placa podría ser la inscripción más antigua de la obra de Homero jamás descubierta” en Grecia, según el comunicado. Se trata de un fragmento del canto 14, que describe el regreso de Ulises a su isla de Ítaca, y se encuentra con su criado Eumeo.

El hallazgo se produjo durante las excavaciones que llevaban a cabo los servicios arqueológicos griegos, en cooperación con el Instituo Alemán de Arqueología, alrededor de los vestigios del templo de Zeus, donde nacieron los Juegos Olímpicos, al oeste del Peloponeso.

Leer más aquí

El lobo gris mexicano, fue declarado fuera de peligro de extinción

 

El lobo gris mexicano, fue declarado fuera de peligro de extinción gracias a los trabajos de conservación que se han realizado gracias al esfuerzo de especialistas y ciudadanos agrupados en 55 instituciones multidisciplinarias, donde 38 de ellas pertenecientes a la Unión Americana y el resto a México.

Se encontraba en peligro de extinción a finales de los 70, cuando se estimó que su número llegaba a apenas a medio centenar en territorio nacional.

Lobo gris mexicano

Ahora, esta especie se protege, rehabilita y conserva en la zona norte del país y el sur de Estados Unidos, y su número asciende a 356 ejemplares, de acuerdo a la un comunicado de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Xóchitl Ramos Magaña, Veterinaria egresada de la Facultad de Estudios Superiores Cuautitlán de la UNAM, es una de los expertos preocupados, y ocupados, en su cuidado.

En la Facultad de Ciencias (FC), explicó que parte de la rehabilitación para la vida libre de los lobos consiste en conservar no sólo sus patrones conductuales “silvestres”, sino su estructura social, “para que puedan cazar presas apropiadas: venados, pecaríes, guajolotes, liebres y otros mamíferos pequeños”.

Por ello, recomendó, “cuando están en cautiverio no se deben crear lazos afectivos entre estos y los humanos, ni dependencia alimenticia, pues cuando son liberados buscan a la gente y eso los pone en riesgo”.

Leer más aquí

 

La arquitectura energética para espacios de uso público en España

 

Según los últimos datos del Ministerio de Fomento(1), referidos a 2017, el 13,2% del conjunto de municipios españoles pertenece a entorno urbano, ocupa el 20,5% de la superficie del país y acoge al 81,9% de la población nacional total.

Si tenemos en cuenta que los edificios generan más del 40% de la energía que consumimos, una construcción adecuada vendría a solucionar una parte importante de los problemas medioambientales. Y es en este punto en el que gana adeptos el Edificio de Consumo Casi Nulo (ECCN), aquél que apenas necesita energía para su uso manteniendo en su interior condiciones óptimas en todos los parámetros de confort y salubridad antes señalados.

Passivhaus

Una de las vías más eficaces para hacer realidad este modelo de edificación viene de la mano del estándar Passivhaus, uno de los más completos y exigentes del mundo en sostenibilidad energética aplicada a la construcción y rehabilitación de edificios y viviendas.

El estándar Passivhaus solo certifica edificaciones que logran garantizar una demanda energética para calefacción y refrigeración menor o igual a 15 kWh/m² al año; una demanda de energía primaria menor o igual a 120 kWh/m²por año; y la práctica ausencia de infiltraciones de aire en el interior de la vivienda o edificio (menor o igual a 0,6 renovaciones/hora a 50 pascales de presión comprobada mediante ensayo Blowerdoor).

Un edificio con certificación Passivhaus garantiza así el consumo casi nulo de energía para la climatización, permitiendo un ahorro energético de hasta el 90% frente al de un edificio convencional. Además, evita defectos o patologías en los edificios que propician la formación de condensaciones o mohos, alcanza excelentes niveles de confort térmico y acústico, proporciona una altísima calidad del aire interior frente a polución y alérgenos y disminuye sensiblemente tanto la huella de carbono como otros daños ambientales derivados del consumo energético excesivo.

Leer más aquí

 

 


Also published on Medium.

Etiquetas
Ver más

Diana L. Castillo

Estudiosa de la comunicación, del presentismo, de la cultura light; Especialista en Estudios Culturales y Creación de contenido.

Artículos relacionados

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Diana L. Castillo CLICK AQUÍ PARA ENTRAR AL FORO.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Close