Economía y capitalSociedad y cultura

¿El fin de la pobreza está cerca?

Esta semana, la Secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero presentó la Estrategia Nacional para la Implementación de la Agenda 2030 de México. La prioridad de la estrategia para no dejar a nadie atrás: los pobres. En diez años ¿México habrá logrado reducir y erradicar la pobreza? 

Para México la prioridad son los pobres. El país se compremete a poner fin a la pobreza para alcanzar el desarrollo sostenible, ¿podrá conseguirlo?
Imagen de la Estrategia Nacional para la Implementación de la Agenda 2030

LA POBREZA EN SUS MÚLTIPLES FORMAS Y DIMENSIONES

La pobreza es una condición que va más allá de falta de recursos o ingresos económicos, es un fenómeno multidimensional porque comprende la falta de capacidades básicas para vivir con dignidad y disfrutar de otros derechos civiles, culturales, económicos, políticos y sociales. Entonces, es un problema de derechos humanos

Las personas en extrema pobreza  son las olvidadas por el Estado debido la exclusión social en la que viven, incluso son discriminadas.  Además, un concepto más amplio tiene que examinar las cuestiones de movilidad social porque son las mismas condiciones precarias las que impiden facilitar la salida de la pobreza. 

En un país tan desigual como México, la pobreza sigue siendo un reto a superar. Las cifras muestran que cuatro de cada diez mujeres y hombres viven en condiciones de pobreza. Mientras que el 7.4% de la población vive en condiciones de pobreza extrema. 

LA ESTRATEGIA NACIONAL PARA LA IMPLEMENTACIÓN DE LA AGENDA 2030 

La estrategia marca la ruta por transitar de México para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), de acuerdo a sus prioridades. Los ejes principales son el crecimiento económico, la inclusión social y la protección del medio ambiente.

Para el gobierno en turno parece que la prioridad son los pobres. De hecho, El Plan Nacional de Desarrollo establece que el Gobierno de México erradicará la pobreza, lo que coincide plenamente con el ODS 1

En la Estrategia Nacional de la Agenda 2030, México se compromete a reducir a la mitad el número de personas en situación de pobreza y erradicar la pobreza extrema en sus múltiples dimensiones para ese año. Para ello, pretende  priorizar la atención a grupos excluidos con un enfoque de género, derechos humanos e intercultural. Además, pretende promover un crecimiento económico sostenible e incluyente. 

UN CÍRCULO VICIOSO

En el lanzamiento de la Estrategia Nacional de la Agenda 2030, el jefe de la Oficina de la Presidencia de la República Alfonso Romo dijo que la agenda no se podrá materializar si no se generan mejores condiciones económicas. ¿Es cierto?

Mucho se dice sobre el crecimiento económico como respuesta para mitigar la pobreza pero, ¿qué pasa si el problema también es una causa? Bueno, un informe del Banco Mundial nos plantea un círculo vicioso donde un crecimiento bajo genera altos niveles de pobreza, que a su vez, provocan un desempeño económico poco deseable. 

También nos dice que para que el crecimiento sea favorable para los pobres debe de estar acompañado de una disminución en la desigualdad y que el crecimiento económico resulta menos eficaz para reducir la pobreza en países con grandes brechas en los ingresos. Un país tan desigual como México, debe crecer aún más que otros países “más igualitarios” para poder lograrlo. 

La pobreza es una problemática compleja. Reducirla es indispensable, que sea el objetivo número uno en la Agenda 2030 muestra que es el principio del camino hacia el desarrollo sostenible. Ante el panorama actual de México ¿de verdad podemos conseguir el ODS 1?

Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar