OpiniónSociedad y cultura

Voces de la Red de Impacto: Fernanda Acha, Innovadora Social por la Inclusión

Líder de impacto territorial en VIVA Idea con especialidad en emprendimiento social y mercados inclusivos.

FERNANDA ACHA

Estudió una Maestría en Innovación Social y Emprendimiento en el London School of Economics and Political Science (LSE) en el Reino Unido y un Diplomado en Medir y Mejorar el Rendimiento de Organizaciones de Cornell University en Estados Unidos. Ha dirigido consultorías en temáticas de transformación digital, innovación social, sostenibilidad y cadenas de valor en Bolivia, Kenia y el Reino Unido con mayor enfoque en el sector informal y la base de la pirámide.

Actualmente trabaja como líder de impacto territorial en VIVA Idea, un centro de pensamiento y acción que busca contribuir a resolver los principales retos de sostenibilidad de América Latina; y como Líder del Grupo de Gestión de la Información dentro de la Red de Impacto LATAM.

¿Cómo iniciaste en el ecosistema de impacto?

Fernanda Acha: Desde joven ya tenía el sueño de trabajar en temas de desarrollo, sin embargo al terminar la Universidad se me presentó la oportunidad de trabajar para una gran organización en Estados Unidos pero que no tenía nada que ver con temas de impacto, muy rápidamente me di cuenta que ese no era mi lugar, así que regrese a Bolivia a colaborar con una startup que brinda capacitación, acceso a nuevos mercados y financiamiento a MiPyMEs del sector informal y ese fue el momento en el que tuve mi primer contacto real con el emprendimiento de impacto y el momento en que decidí que esto era lo que quería hacer en mi vida, tome un Maestría en Reino Unido en Innovación Social y Emprendimiento, al término regrese a Bolivia y me integre a VIVA Idea donde cada día sigo aprendiendo sobre impacto en el ecosistema latinoamericano.

¿Cuál es tu percepción sobre el estado actual del ecosistema emprendedor de impacto en LATAM con respecto al resto del mundo?

Fernanda Acha: El ecosistema de emprendimiento de impacto en países desarrollados como Reino Unido funciona muy diferente al de LATAM, allá las instituciones son muy sólidas, hay leyes claras para las empresas sociales y mucho incentivos, todo es tan estructurado que pareciera que es más fácil.

En LATAM las cosas son diferentes, específicamente en países como Bolivia existe una mayor resistencia hacia el cambio, existen retos y diferencias que parten desde lo más básico como el lenguaje para denominar a un emprendimiento social. 

Hay un ecosistema de inversión que no acompaña, que le falta entender realmente el contexto latinoamericano donde hay un gran índice de personas que viven en la pobreza e informalidad, todas estas personas quedan fuera de la estadística y del radar de estas instituciones. Si a lo anterior le sumamos la debilidad de las instituciones y la corrupción que prevalece en muchos de los países de LATAM, terminamos con un ecosistema que está dejando a muchas personas fuera.

Pero debemos entender que las respuestas no se encuentran allá fuera, no podemos simplemente hacer un copy-paste de las estrategias o modelos que vemos en otros lugares, nuestro contexto es el que va marcando el camino y debemos adaptarnos a los retos que enfrentamos, estamos en un punto clave donde tenemos la oportunidad de diseñar nuestras propias reglas para hacer que esto funcione, debemos atrevernos a innovar para generar un mayor impacto.

¿Cuáles son los principales retos que enfrentan los emprendedores de impacto?

Fernanda Acha: Debemos partir desde el concepto, la mayoría aún piensa que una empresa social o de impacto significa ser una ONG o una organización sin fines de lucro porque la mayoría de la información disponible se centra exclusivamente en enseñar únicamente sobre el propósito de la organización, en hacer el bien sin importar todo lo demás, sin embargo no se puede construir una empresa exitosa solo con buenos propósitos.

Desde VIVA hemos identificado que el reto más grande que enfrentan los emprendedores es cómo alcanzar una sostenibilidad financiera generando impacto, para esto el impacto debe el núcleo de tu modelo de negocio y debe estar guiado por mecanismos de mercado, es decir deben existir personas que estén dispuestas a pagar por lo que ofreces o estás resolviendo.

En resumen, el desafío principal es la creación de mercados de impacto en contextos de pobreza y vulnerabilidad. 

¿Qué estamos haciendo bien y qué nos hace falta para superar estos retos?

Fernanda Acha: Han surgido muchas organizaciones que buscan atender estos retos sin embargo, la mayoría se ha basado en el método de prueba y error, lo que genera que tengamos muchos esfuerzos duplicados que se quedan a la mitad del camino y fallan en comunicar sus resultados, incluyendo sus fracasos.

Las colaboraciones en el ecosistema no son algo nuevo sin embargo nos hace falta generar colaboraciones mucho más inteligentes y objetivas bajo la filosofía ganar-ganar y no solo por el hecho de colaborar o subsistir para generar mayor impacto de manera colectiva.

Debemos ser más eficientes y empezar a entender que cosas realmente funcionan, bajo este marco es que VIVA IDEA es una de las organizaciones fundadoras de la Red de Impacto LATAM, un colectivo de organizaciones de apoyo al emprendimiento de impacto que atiende la reactivación económica, social y ambiental de la región.

¿Cómo la Red de Impacto atiende este reto?

Fernanda Acha: A inicios de este año la Red de Impacto LATAM lanzó un mapeo de todo el ecosistema de organizaciones de apoyo al emprendimiento, esto nos ha permitido identificar a las organizaciones que publican investigaciones, entrevistas e informes y con esto buscamos crear un repositorio de información que concentra los principales aprendizajes y hallazgos para la región. Este repositorio será de libre acceso para que cualquier persona pueda consultarlo y contribuir, con lo que buscamos evitar la duplicidad de acciones y promover la colaboración entre organizaciones que persiguen los mismos objetivos. 

Como segundo objetivo estamos generando una caja dinámica de herramientas que incluya casos de estudio, tutoriales y las mejores prácticas de apoyo no financiero, lo que permitirá que inversionistas y líderes de organizaciones de apoyo puedan estructurar de mejor manera sus programas y acciones de apoyo no financiera, este proyecto se está realizando en colaboración con LatImpacto, lo que nos ha permitido ser más eficientes en el uso de tiempos y  recursos y estar en posibilidades de lanzar la primera versión durante el último cuarto del año.

Todo este esfuerzo es impulsado por el grupo de Gestión de la Información que lidero en representación de VIVA Idea, un centro de pensamiento y acción que busca contribuir a resolver los principales retos de sostenibilidad de América Latina. Dentro del grupo también participan organizaciones como el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey, INSERT Innovación con Impacto y ESEN.

¿Cómo pueden apoyar las demás organizaciones del ecosistema?

Fernanda Acha: Lo primero es que formen parte del Mapeo de Organizaciones de Apoyo al Emprendimiento de Impacto en Latinoamérica y durante su registro indiquen si realizan actividades de investigación para que podamos incluir su trabajo dentro del repositorio y de esta manera juntos construyamos un ecosistema más eficiente y resiliente para la reactivación económica, social y ambiental de Latinoamérica. 

Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar