Ciencia y tecnologíaEmprendimiento y negocios

Las fintech para salir a flote ante la crisis por el coronavirus

El sector fintech en México sigue expandiéndose. La tecnología aplicada a los servicios financieros promueve la inclusión financiera y puede ayudar a mejorar la vida de las personas. Ante el impacto económico causado por la pandemia del COVID-19, ¿puede ser la respuesta para mitigar los efectos negativos y activar la economía mexicana?

El sector fintech en México impacta con inclusión financiera. Ante la crisis del COVID-19, ¿cómo pueden contribuir a mitigar el impacto económico?

El crecimiento del sector fintech

De acuerdo con Finnovista, en México, el sector fintech muestra un dinamismo creciente. Los emprendimientos fintech son mucho más atractivos para los inversionistas, específicamente para los fondos venture capital. 

En el ecosistema el número de startups ha aumentado con una tasa promedio anual del 23% desde 2016. Incluso, desde el 2018 la tasa de mortalidad de los emprendimientos ha disminuido. 

El segmento Insurtech sobresale a los demás, que se refiere a la transformación digital de las compañías de seguros tradicionales. En México existen 38 startups, lo que representa un 46% de crecimiento y por lo que se puede hablar de un “boom” del segmento insurtech.

Su impacto: la inclusión financiera

No cabe duda que las fintech se están consolidando en México. Como consecuencia, la brecha entre las personas con acceso a los servicios financieros se está cerrando cada vez un poco más. 

De acuerdo con el Banco Interamericano de Desarrollo, las fintech permiten la inclusión financiera. Los servicios financieros están llegando a la población que no ha sido atendida adecuadamente por la banca tradicional y que podrían ser las personas que más lo necesitan. La inclusión financiera permite, entonces, mejorar la calidad de vida y crear un nuevo escenario de financiamiento empresarial. 

En México, así como en toda América Latina y el Caribe, la inclusión financiera es un reto a sobrepasar para reducir la pobreza y lograr un crecimiento económico más inclusivo.  En la región, hay limitaciones tanto del lado de la oferta como de la demanda que se traduce en una alta proporción de la población que no migrarán al sector financiero formal sino existen productos y servicios fáciles de entender y utilizar, que sean accesibles y que contengan un valor relevante. 

En un contexto de alta exclusión financiera formal, la expansión de la tecnología, el internet y el móvil proporciona una ventaja al sector fintech.  México es uno de países latinoamericanos con el mayor porcentaje (52%) de startups fintech que se dirigen a personas y de Pequeñas y Medianas Empresas (PyME) excluidas o subatendidas. Este porcentaje coincide con las tasas de exclusión financiera. 

La evolución del desarrollo económico inclusivo e innovador puede vislumbrarse a través del desarrollo de mejores productos centrados en el cliente,  un abanico más amplio de productos destinados a mejorar el acceso a distintos productos financieros, vías de financiamiento alternativo que ofrecen tasas de interés más bajas y experiencias de usuario más sencillas e intuitivas. Todo gracias a las fintech. 

También te puede interesar: << Open Banking: un paso más hacia la inclusión financiera >>

Las propuestas ante la crisis de la pandemia

El COVID-19 tiene efectos en la economía. El paro de las actividades económicas puede recrudecer el panorama económico, ya lo podemos observar con el desplome de los precios del petróleo. 

Las fintech podrían ayudarnos a salir a flote con la inclusión financiera. Por ejemplo, ofrecen nuevos modelos para la obtención de crédito o capital y servicios de gestión financiera e inteligencia empresarial a las PyMEs, que son las más afectadas. Alegra e Increase ya los están haciendo. 

Además podrían ayudar a la población despreciada por no tener recursos permanentes a acceder a créditos para subsistir a la crisis o recibir atención médica. Incluso, dice El Economista, “las financieras tecnológicas pueden ayudar a proveer servicios financieros de manera remota, en línea con las recomendaciones de las autoridades sanitarias”.

La propagación del virus comprueba que el sistema de salud pública son insuficientes y fáciles de colapsar. El sector privado puede ser la opción pero no todos pueden pagarlo, ya Coru  ofrece una opción seguro accesible en costo y que ampara en caso de diagnóstico de coronavirus con una suma para hacer frente al tratamiento y otra en caso de que lamentablemente ocurra un deceso. 

¿De qué otras maneras pueden contribuir las fintech para mitigar la crisis? Por lo pronto, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) tiene en sus manos la oportunidad acelerar el proceso de autorización de las plataformas que busquen operar bajo la ley para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera. Las fintech deben entrar a todo terreno al mundo de la bancarización para proponer soluciones que nos beneficien.

Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar