Energía y ecologíaInfraestructura y movilidad

¿Cuál será el vehículo del futuro?

Es un hecho que los coches tradicionales tales como los usamos ahora no tienen futuro. Basados en la combustión de recursos fósiles, presentan la doble desventaja de contaminar nuestra atmósfera y de depender de recursos no renovables que pronto se agotaran. Mucho tiempo, consideramos los coches eléctricos como el vehículo del futuro. No obstante, expertos consideran que los vehículos de hidrógeno podrían ser una mejor solución. Les explicamos porque. 

Muchos consideramos los coches eléctricos como el vehículo del futuro. No obstante, se considera que los coches de hidrógeno podrían ser una mejor solución.
¿El vehículo del futuro ?

Los vehículos eléctricos actuales, una opción no tan sostenible

Es verdad, los coches eléctricos no emiten CO2 cuando los usamos, por lo cual solemos creer que no contaminan. Pero eso es olvidar que hoy en día ¡64 % de la electricidad del mundo está producida a través de la combustión de recursos fósiles! Entonces, mientras no alcanzamos a producir más electricidad sostenible, usar vehículos eléctricos no resuelve nada  del problema, sino que sólo lo desplaza.

¿Y si logramos a mejorar la producción de electricidad solar y eólica? Sin duda, se notan avances relevantes en esta industria, que podrían tener un gran impacto al nivel global. El problema en cuanto a la movilidad es el de la portabilidad de la electricidad. Todavía no existe una tecnología eficiente y sostenible que permita almacenar la electricidad en equipos portátiles. Claro que existen pilas y baterías, pero su fabricación requiere componentes muy poco sostenibles : unos metales muy escasos, cuyo uso es indispensable para producir baterías. Se encuentran sobre todo en algunas minas de África o de Asia, donde su extracción contribuye en muchos casos a la esclavitud infantil

El hidrógeno ¿una solución más sostenible?   

El tema se está poniendo de moda desde varios meses, y varios fabricantes de coches se están movilizando para tratar de eliminar los obstáculos en el camino hacia el coche de hidrógeno. Una tecnología eléctrica también, pero basada en la combustión de hidrogeno que solo emite… vapor de agua.

Considerado demasiado peligroso por mucho tiempo (por sus propiedades explosivas), el hidrógeno no se consideraba en el sector del transporte. Sin embargo, es el elemento químico más común en el universo, así como la fuente primaria de energía. ¡El sol está compuesto en un 92% de hidrógeno! Por el momento, sigue siendo difícil de extraer y complicado de almacenar : todavía requiere el uso de metales raros como platino para funcionar. No obstante, algunos fabricantes de automóviles apuestan a que será el combustible del futuro.

Por ejemplo, Toyota está desarrollando ahora una pila que requerirá sólo 10 gramos de platino por cada 100 kW de potencia. Convencido de que el futuro del coche eléctrico depende del hidrógeno, el líder mundial incluso llevó a cabo una operación sin precedentes: compartió gratuitamente sus 5,600 patentes de pilas. ¿La meta de tal operación? que sus competidores también adopten la pila de combustible y la hagan avanzar.

¿Eso permitirá que el vehículo del futuro sea mas sostenible?

Etiquetas
Ver más

Juliette Dixmier

Community leader

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close